Feeds:
Entradas
Comentarios

cabecera2

Han pasado casi 9 meses en la mágica Guatemala, y mucho ha transcurrido. Tras viajar por todo el país y conocer de primera mano la cultura y espiritualidad maya, decidimos difundir y defender sus sagrados valores (lo cual es también parte de una profecía que un chamán reveló a Jorge).

Lo que recibimos aquí no tiene precio, y queremos devolver todo lo recibido. Organizamos viajes guiados llenos de ceremonias, consultas personales, visitas a lugares sagrados y contacto directo con líderes espirituales mayas. Más que un viaje loco lleno de movimiento, proponemos un viaje espiritual de autodescubrimiento. Nuestra misión principal es promover una profunda transformación tanto a nivel individual como grupal.

Nuestra filosofía es:

  • Apoyar a la cultura indígena de Guatemala.  Nuestros viajes benefician de forma directa a artesanos, chamanes, comerciantes, amas de casa, agricultores, etc.
  • Impulsar la difusión del conocimiento ancestral Maya a través del contacto directo con sus líderes espirituales (Ajqij, el chamán Maya).  Ellos son los guardianes de la sabiduría de nuestros Abuelos y Abuelas. Asistiremos a fuegos ceremoniales, ceremonias de puros, talleres sobre el calendario maya y el sístema agrícola Milpa, así como a explicaciones sobre el Popol Vuh (el libro sagrado de los Mayas).
  • Facilitar un viaje espiritual viviendo en el Ahora, volviendo al Corazón y llevando una vida sencilla. Transforma tu vida cambiando tus pensamientos.
  • Reconocer la Conciencia de Unidad. Compartir experiencias y Amor. Promover un espacio seguro en el que abrazar, besar, reír, llorar y sentir. Somos Uno.
  • Animar a todas las personas a vivir sus sueños y encontrar su propósito en la vida.
  • Restaurar la conexión con los espíritus de la naturaleza y los lugares sagrados.

Por favor, visítanos en http://sacredlandjourneys.wordpress.com/ 

Facebook: https://www.facebook.com/SacredLandJourneys

Seeds of Freedom cuenta la historia de la semilla, desde sus raíces en el corazón de los sistemas agrícolas tradicionales y ricos en diversidad a través del mundo, a ser transformada en una poderosa materia prima, usada para monopolizar el sistema alimentario global. El documental destaca la extensión a la que llega el sistema agrícola industrial y las semillas genéticamente modificadas (GM) en particular, y cómo ha impactado en la enorme agro-biodiversidad evolucionada por agricultores y comunidades alrededor del mundo, desde el principio de la agricultura.

Seeds of Freedom busca desafiar el mantra de que la agricultura industrial a gran escala es el único medio de alimentar al mundo, promovido por el lobby pro-GM. Al repasar la historia de la semilla, se deja en claro cómo la agenda corporativa ha dirigido la usurpación de la semilla en pro de vastas ganancias y el control del sistema alimentario global.

A través de entrevistas con expertos líderes internacionales como la Dra Vandana Shiva y Henk Hobbelink, y a través de las voces de numerosos agricultores africanos, el documental destaca cómo la pérdida de la semilla indígena va de la mano con la pérdida de la biodiversidad y su sabiduría relacionada; la pérdida de tradiciones y prácticas culturales; la pérdida de sustentos; y la pérdida de soberanía alimentaria. La presión está aumentando para reemplazar las cosechas diversas, nutritivas, adaptadas localmente y resilientes, las que han sido criadas por agricultores de pequeña escala por milenios, con los monocultivos de semillas GM.

Este documental es co- producido por la Fundación Gaia y la African Biodiversity Network. En colaboración con GRAIN, Navdanya International y MELCA Ethiopia.

Para más información visiten: http://seedsoffreedom.info/

Para todos aquellos que nos preguntan cuál es la realidad que estamos viviendo en Guatemala, este documental refleja a la perfección algunos de los aspectos de nuestra realidad cotidiana, incluso gente con la que convivimos.

Todo el mundo está hablando acerca de las Profecías Mayas del 2012.
¿Pero quién está escuchando a los Mayas?

Este documental nos acerca a las voces del pueblo Maya. Nos adentraremos en sus perspectivas sobre las profecías formuladas por sus ancestros y su lucha por salvar de la destrucción a la Madre Tierra y su cultura.

2012 – La Palabra Maya es un mensaje de esperanza y una llamada a la acción. Este documental nos embarca en un extraordinario viaje hasta el corazón de laespiritualidad Maya, con testimonios de Mayas contemporáneos de toda Mesoamérica, guías espirituales, activistas, líderes de comunidades, campesinos, artistas, profesores y niños. Entre los entrevistados se encuentra Ronaldo Lec Ajcot, fundador del IMAP.

cosmovision-maya

Ixmukane nuestra abuela de la creación, molió las mazorcas de maíz blancas y amarillas, de la masa formó los cuatro cuerpos de nuestros abuelos: Balam Kitzen, Balam Aq’ab’, Majukutaj e Iq’ B’alam e hizo nueve bebidas para que fueran la sangre de nuestros primeros abuelos y padres.

Pop Wuh

La civilización Maya es la unidad de espiritualidad, ciencia y agri-cultura, siendo la agricultura en armonía con la naturaleza una manifestación y base de existencia de la persona y la sociedad como parte del tejido cósmico. Esta vocación de vida y de agricultura, que honra los recursos existentes, la biodiversidad y los preserva para las generaciones venideras, la orienta integralmente el calendario sagrado, Chol q’ij o calendario Lunar de 260 días, 9 lunaciones, tiempo de gestación de la vida humana, en unión con el calendario solar Ab’, calendario agrícola de 365 días.

dios-del-maizConocer el tiempo es muy importante porque aparte de regir las labores agrícolas, cada día brinda su consejo, dado que cada día tiene su propia energía y cifra numérica; cada día tiene su propio encanto y secreto, su nombre, su nawal, ser vivo que lo alienta; cada día es inspirado por una dirección cardinal, que brinda la fuerza de uno de los elementos esenciales: fuego, aire, agua y tierra. Esto hace que cada día tenga su vitalidad particular. Un día con la misma vitalidad se repite cada 52 años, cuando Chol q’ij y Ab’ vuelven a coincidir. Esta riqueza de ideas y hechos espirituales y materiales es lo que orienta a la persona y a la comunidad en su actuar siendo una unidad con la agricultura.

La agricultura promovió perfeccionar la cuenta del tiempo, cuenta que tiene una función espiritual, social y científica, cuando la agricultura no se diferenciaba del ser, de la sociedad, ni del cosmos. En esta integridad se valora y respeta la unión entre el cosmos, la naturaleza, las personas y todos los seres vivos, reconociendo la interdependencia y complementariedad, porque las personas, como todos los seres, son parte del tejido cósmico. La tierra es valorada como la Madre Tierra, quien brinda todo para que la vida sea posible, produce los árboles y todas las plantas, brinda el agua y llama la lluvia, alberga y alimenta a los animales quienes crean la música y la danza, y permite producir los alimentos de la comunidad. Por ello la persona pertenece a la Madre Tierra, la tierra no es una propiedad, no se vende ni se compra. La persona pide permiso y hiere a la Madre Tierra para sembrar y producir. El producto de la agricultura concedido con el amor de la Madre Tierra, el Padre Cielo, la Hermana Agua y el Hermano Sol es para alimentar el ideal social: vivir bien, que consiste en que toda la comunidad tenga suficiente para vivir y compartir en armonía. El “buen vivir” no acepta que algunas personas tengan más de lo necesario al mismo tiempo que otras no tienen suficiente y sufren, porque responde al valor más primario: “tú eres mi otro yo”. El Corazón del Cielo y el Corazón de la Tierra conforman a la persona dándole corazón, mente y cuerpo, capacidad íntegra que le permite vivir con dignidad amando y respetando todo lo que le permite existir.

madre-tierraEl Pueblo Maya es una civilización agrícola. A lo largo de miles de años desarrolló un amplio y profundo conocimiento y práctica agrícola que brindaron bienestar y permitieron alcanzar un complejo desarrollo económico, político, social y cultural (Coe 1999). La vida del Pueblo Maya y la agricultura, parte esencial, son dirigidas por una visión holística de interdependencia física y espiritual, y por una cosmovisión asentada en la espiritualidad. Estas características son vitales y persisten como inspiración y guía para desarrollarse integralmente de manera complementaria en armonía y equilibrio con la naturaleza, la familia y las comunidades (Saqb´ichil 2000). La cultura Maya valora que todos los seres tienen su lado claro y su lado oscuro, caliente y frío, masculino y femenino; estos supuestos opuestos no se contradicen ni están en competencia, sino que se complementan y se necesitan para poder existir en un ciclo de desarrollo permanente. Se reconoce entonces la diversidad como característica esencial de la vida, lo distinto no es opuesto sino es complementario, por ello en la agricultura se mantiene la diversidad.

Lago Atitlán

Ya han pasado cuatro días desde que llegamos al IMAP y las sensaciones no podrían ser mejores. El lugar, los compañeros, las comunidades locales… La energía que fluye en el Lago Atitlán es muy especial. Pura paz y armonía. Todo está en su lugar.

Desde el momento en que llegamos, sentimos que éste es el camino que dicta nuestro corazón. Cada persona que nos encontramos tiene algo que aportarnos: conocimiento, cariño, guía, inspiración. Ya se han ganado un pedacito de nuestro corazón.

Cada día que pasa somos más conscientes del tremendo poder y amor de nuestra Madre Tierra. Gracias a los conocimientos que estamos adquiriendo en el marco de nuestras actividades en IMAP estamos comenzando a comprender el verdadero sentido de la vida. Se trata de crear sinergias entre todos los integrantes de un sistema, ya sean personas, plantas o animales. Cuidarse uno mismo y a los demás, compartir todo aquello que llevamos dentro para crecer y promover el crecimiento de los demás. Eso es permacultura.

Nos queda tantísimo por aprender… Es una sensación abrumadora. La buena noticia es que no tenemos prisa y vivimos día a día. Exprimimos al máximo cada actividad y cada conversación. Vivimos con intensidad cada encuentro con los maestros que habitan este lugar tan mágico y misterioso. Y, ¿sabéis que es lo mejor de todo? ¡Que no paramos de reír y divertirnos!

¡Un abrazo enorme desde el paraíso!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

hombre_sobre_los_acantilados

El pasado mes de Abril abandonamos definitivamente Barcelona para pasar el tiempo que nos queda al lado de familia y amigos. Y ahora llega el momento de las despedidas.

No vamos a engañaros: es difícil y doloroso. Dolor y dificultad forman parte de la vida, y negarlos sería negar a la vida misma. Decir hasta pronto, o decir adiós, es complicado incluso si nos despedimos de cosas que no vibran con nosotros. En mi caso particular, la sensación es de miedo. Lo siento en el cuerpo y lo siento en la mente. Sí, hasta los caminos escogidos desde lo más profundo del corazón suscitan terror en el cuerpo y la mente. Ambos han sido programados al estilo occidental moderno, y abandonar este modo de vida implica una agitación emocional casi inevitable.

Por eso hay que dejar espacio para que el corazón se exprese. Cuando la barriga se contrae y la sensación de parálisis provocada por el miedo aparece, volver al centro es como coger un nuevo impulso.

¿Qué se siente al abandonar una filosofía de vida y reemplazarla por otra más inspiradora? Incertidumbre. ¿Volveré? ¿Cuándo? ¿Estarán todos bien? ¿Cómo evolucionará todo este cambio en el que el planeta se ve inmerso actualmente? ¿Qué será de mí? Pero todas estas preguntas no son mías, porque no surgen del corazón. Es la educación -o adoctrinamiento-, la cultura, los estigmas familiares, los que bombardean a la razón con cuestiones casi delirantes. Por eso conviene apartar la razón y dar paso al amor por la vida. Y no hay forma más elevada de amor por la vida que vivirla como uno siente. Ante la incertidumbre, el mejor remedio que hemos encontrado es la esperanza. ¿Por qué pensar que todo irá mal? ¡Es mejor pensar que todo irá bien, que todo será perfecto!

Nos vamos muy pronto. Y nos vamos con alegría, con miedo, con dolor, con esperanza, con respeto, con pasión, con sonrisas y con lágrimas. Con humanidad. Nos vamos a construir el mundo que soñamos, porque nadie lo hará por nosotros. Cambiamos hipotecas, valores bursátiles y apariencias sociales por naturaleza, vida y amor por la misma existencia.

La situación social es turbulenta, y al mirar hacia fuera vemos que el mundo no es como debería ser. ¿Y qué pasa cuando miramos adentro? ¿Es mi mundo como debería ser? Si la respuesta es no, mejor no esperar más; mejor buscar un camino con corazón y seguirlo. Conviértete en un loco. Cambia lo que tengas que cambiar. Ve ligero de equipaje.

El planeta te pide que asumas la responsabilidad. No se lo pide a la banca, ni al gobierno, ni al ejército. Te lo pide a ti.

Tómate tu tiempo para encontrar lo que el corazón grita, porque ese tiempo será el mejor empleado de tu vida. Y después haz lo que tengas que hacer. No digas que no sabes. Sí sabes, porque lo sientes.

Todo esto va dirigido a ti. A ti que me conoces; a ti que no sabes quién soy. No tengas miedo. Eres libre, eterno. Eres luz.

Te echaré de menos.

Te amo.

¡Hasta pronto!

“Alguna gente, muy poca por desgracia, está ya abandonando las ciudades, y es posible que en lo que queda de siglo, este movimiento se haga más intenso. El cambio debe ser voluntario, nadie puede ser obligado a realizarlo, claro está. Con la decadencia del Estado, que ya ha comenzado de manera bien visible en la crisis económica actual, se iniciará la decadencia de las ciudades, como sucedió en el imperio romano. Éstas se irán, probablemente, vaciando paso a paso.

Una revolución integral ha de imaginar la construcción de una sociedad nueva, tomando como elemento decisivo el campo, aunque considerando un largo periodo de transición. A vivir en el mundo rural se aprende, no es difícil hacerlo si lo que se construye son comunidades humanas fundamentadas en el amor y el servicio de unos a otros. Ir al campo ha de ser, ante todo, realizar un viaje espiritual, una marcha hacia el bien, el coraje y la virtud, en pos de la auto mejora de sí mismo, no un mero cambio de lugar ni una búsqueda, egoísta siempre, de felicidad.

No creo que las ciudades puedan reinventarse, salvo para un periodo de transición, largo y complicado, hacia una sociedad sin ellas, pues eliminado el Estado, su existencia carece de sentido y motivos. Las metrópolis romanas desaparecieron en la Alta Edad Media. Las que sobrevivieron pasaron siglos en la formas de aldeas, Roma incluida.”

  • Extracto de entrevista a Félix Rodrigo Mora. Puedes leer la entrevista completa haciendo click aquí